01800 367 6472

ventas@memoryfoam.com.mx

      0

Preguntas Frecuentes


Tu primera opción es comprarlo por a través de la tienda en línea, es fácil y muy seguro; agregas el producto que deseas al carrito, procedes al pago y ¡listo! Recibirás una confirmación de compra y la orden de envío para que sólo esperes a recibirlo. Si lo deseas, también nos puedes contactar por el medio de tu preferencia: por teléfono llama al 01800 367 6472 o envía un correo electrónico a contacto@memoryfoam.com.mx para que un representante te dé las indicaciones para el pago y envío.
El envío es gratis a toda la República Mexicana
Tu producto lo recibes de 7-10 días hábiles.
El material de los productos Memory Foam se compone de miles de millones de celdas esféricas abiertas. Estas celdas responden a la temperatura y peso de tu cuerpo y reorganizan su posición para moldearse a sus contornos exactos. Llega a ser más suave en áreas donde hay más contacto y continúa siendo firme en áreas donde hay menos contacto, dando como resultado una comodidad excepcional y un soporte excelente. Debido a la disipación de la presión, la sangre fluye libremente toda la noche haciendo que des menos vueltas, es decir, descansas mejor.
Un colchón sumamente firme no garantiza una mejor noche de sueño ni evita lesiones en la espalda, ya que no libera puntos de presión en las áreas del cuerpo de mayor contacto. Es importante seleccionar un colchón que dé el adecuado soporte a la cabeza, hombros, caderas y pies, logrando que tu cuerpo esté alineado y por lo tanto la columna mantenga su posición natural.
Lo esencial es que el colchón se sienta cómodo en tu posición natural para dormir, ya sea de lado o boca arriba; un buen colchón proveerá el confort y soporte que necesitas.
De un tiempo para acá, la moda de un colchón que sea apto para todos, ha estado creciendo. No todos los colchones son iguales, del mismo modo que no todas las personas son iguales; es importante tomar en cuenta la posición al dormir, la edad y peso, los problemas ortopédicos y de sueño que pudieran existir, entre otros, para seleccionar el modelo ideal para cada persona.
No se necesita, la tecnología Memory Foam garantiza que el colchón no perderá su forma hasta por lo menos 10 años, por lo que se puede mantener en la misma posición durante todo su tiempo de vida.
Se recomienda aspirarlos de vez en cuando, porque el material Memory Foam es hipo alergénico por lo que no atrapa polvo ni ácaros. Definitivamente no se deben mojar ya que absorben la humedad y esto daña el material.
Las almohadas y accesorios tienen una funda que puede quitarse fácilmente y lavarse en máquina con agua fría.
No. Las celdas microscópicas que conforman la espuma de nuestros productos son abiertas y permiten que el aire circule a través de ellas, por eso siempre se sentirán frescos.
No. La densidad y el nivel de firmeza son completamente independientes. Se puede fabricar almohadas de baja densidad que sean firmes y almohadas de alta densidad que sean suaves. Es más difícil fabricar almohadas de alta densidad que sean suaves; si te dicen que la almohada es de alta densidad será dura, es porque el producto que te están ofreciendo no tiene la mejor calidad.
El material con el que están hechas las almohadas Memory Foam es termo sensible, esto quiere decir que reacciona a la temperatura: cuando hace calor se siente más suave, y viceversa. No obstante, tu cuello y cabeza siempre están a la misma temperatura, por lo tanto, el soporte y la comodidad siempre serán iguales. Aunque se sienta más dura o más suave al principio, a los pocos minutos de entrar en contacto con tu piel, sentirás el confort que ya conoces.
El exclusivo proceso de manufactura de cada almohada Memory Foam puede dejar un olor particular que es totalmente inofensivo. Si se llegara a presentar dicho olor, éste se elimina quitando la funda de la almohada y dejándola airear sin que le dé la luz del sol.

Ofertas del día