01800 367 6472

ventas@memoryfoam.com.mx

      0

Blog

¿Qué es Memory Foam?

lunes, agosto 29, 2011
Poco a poco, apoyado por sus cualidades y resultados, Memory Foam se está convirtiendo en la superficie para dormir más popular del mundo. En algunos países como Estados Unidos o Inglaterra, las camas, colchones, almohadas y demás productos de Memory Foam, son reconocidos por la mayoría del público, quienes únicamente se deciden por una muy particular opción de compra y la hacen efectiva.

En México, por el contrario, los productos de espuma viscoelástica (Memory Foam), son apenas una novedad y su falta de conocimiento es, a todas luces, el principal obstáculo en su comercialización. En este artículo nos proponemos darles una muy breve introducción a este material, repasando su historia, cualidades y principales productos.

El Memory Foam es un producto derivado de un invento de la NASA, desarrollado en 1966 para reducir los efectos de las fuerzas G en los asientos de los astronautas. Sus cambios y adaptaciones posteriores en productos que procuran tu descanso, como colchones, colchonetas o almohadas, fueron utilizados originalmente en hospitales y centros médicos, procurando la mayor comodidad de ciertos pacientes, pero con el paso del tiempo su popularidad creció y fue inevitable que su oferta llegara al público en general, ofreciéndose como una alternativa para mejorar tu salud, ya que al aliviar los puntos de presión de tu cuerpo podía solucionar problemas como la artritis.

Este reparto en los puntos de presión de tu cuerpo, es la primera característica notable del Memory Foam; al dormir sobre tu cama ya no son los hombros, rodillas y cadera quienes reciben el impacto y peso de tu cuerpo, sino que éste se reparte en toda tu figura, teniendo como consecuencia una postura natural y con la espalda recta.

Para lograr este efecto, el Memory Foam utiliza otro de sus atributos principales: Sensibilidad Térmica. Esto significa que con el calor se vuelve más suave y con el frío más firme, así reaccionando a la temperatura corporal, se adapta para ofrecer soporte en los lugares en los que más hace falta.

Con estas características detectadas, se identificaron las necesidades del público y fue sencillo imaginar qué productos se podían desarrollar. Hoy en día los más populares son colchones, colchonetas, almohadas, artículos médicos y para bebé, sin embargo sus posibilidades son enormes y se continúan creando nuevos productos para tu comodidad y descanso. Si tienes alguna idea, no dudes en compartirla.

La Historia de un Buen Colchón

lunes, agosto 29, 2011
La palabra colchón es otra de las tantas, al igual que almohada, que proviene del árabe. Significa lanzar o aventar, o mejor dicho, lugar donde algo se lanza o avienta algo. Definición acertada si por tan sólo un momento nos detenemos a recordar nuestras intenciones cuando pensamos en una cama por la que hemos tenido cariño y gusto.

El más antiguo antecedente que tenemos sobre colchones llega hasta la edad de piedra, cuando los primeros hombres apilaban piedras, plantas y pieles de animales para mantenerse alejados de la humedad y pestes en el suelo. A partir de ahí muchas culturas han ido aportando conocimiento en esta búsqueda de comodidad y utilizaron piel de cabra, hojas de palma, paja, plumas, algodón o fibras naturales.

El siguiente paso era conseguir mayor firmeza, lograr un buen soporte. Ya estamos en el siglo XIX, momento en el que se inventa el “box-spring”, más tarde se descubre la espuma de látex, los colchones de aire y los de agua, y para 1970 la NASA crea Memory Foam, una espuma viscoelástica capaz de brindar soporte y comodidad a los astronautas durante los despejes y aterrizajes, una tecnología que poco a poco se ha ido ganando un espacio en el mercado y que ahora, en forma de colchones y almohadas (entre otros productos), es el más novedoso avance que hemos dado en busca de esa mezcla perfecta entre soporte y comodidad, una búsqueda en la que llevamos miles de años y que seguramente seguirá, pero hoy en día podemos decir que Memory Foam es el mejor colchón en el mercado.

Aquí 5 razones que lo demuestran:

1. El colchón se adapta a ti, no eres tú quien se debe adaptar al colchón. Cada uno de tus movimientos lo convierte en un nuevo molde mientras que el resto de la superficie regresa a su forma original. Cada movimiento en diferentes partes de la cama es independiente.

2. Se adapta a tu temperatura corporal, volviéndose más suave con el calor y más firme con el frío, repartiendo de esta manera los puntos de presión sobre los que descansas a lo largo de toda tu figura.

3. Es completamente hipoalergénico, no almacena bacterias, polvo, humedad ni olores. Es una respuesta para prevenir alergias y algunos problemas de salud.

4. Sus fines terapéuticos están comprobados. El permitir que la línea de tu espalda permanezca recta, en una postura natural, logra que tus dolores musculares, migrañas o dificultades respiratorias (como serían los ronquidos), desaparezcan completamente.

5. Es indeformable y cuenta con una garantía tan amplia que su relación costo/tiempo de vida, lo convierten en el colchón más rentable del mercado.

No dejes de visitar http://www.memoryfoam.com.mx/colchones para mayor información o llama al 01 800 367 6472 y con gusto solucionaremos todas tus dudas. Memory Foam es una Revolución en tu Descanso.

La verdad sobre los sueños

lunes, agosto 29, 2011
A lo largo del tiempo se ha hablado mucho acerca de los sueños, del descanso y del buen dormir. Si en algo ha coincidido el mundo, desde el primero de los días, es en que dormir nos pertenece a todos, en que durante el sueño todos somos iguales y en que este descanso es mucho más que importante: es necesario.
No podemos elegir si dormir o no dormir (es un hecho que una persona puede morir antes por falta de sueño que por falta de alimento), pero sí podemos decidir cómo hacerlo. La búsqueda de confort y comodidad ha sido un elemento fundamental en nuestra evolución y en nuestras ideas, las cuales han sido expresadas durante siglos.

Aquí presentamos algunas de las más grandes citas que hemos encontrado:

“Bien haya quien inventó el sueño, balanza y peso que iguala al pastor con el rey, al simple con el discreto.” Miguel de Cervantes

“A menudo pensáis en la noche y habláis de ella como si fuera la estación del reposo pero, en verdad, la noche es la estación de la búsqueda y del encuentro.” K. Gibrán

“...y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.” Calderón de la Barca

“Dormir es necesario. Vivir, no.” Adagio latino

“Los sueños son la flor del pensamiento.” Netzahualtcoyotl

“Todas las cosas se parecen a su sueño.” Efrain Huerta

“En este mundo de ensueño, cuando alguien cuenta lo que ha soñado, el relato también es sólo un sueño.” Proverbio chino

“Hay días extraños como si uno se despertara después de haber dormido durante años.” Hugo Betti

“Estamos hechos del mismo tejido que nuestros sueños.” W. Shakespeare

“No escribo sobre las cosas que he visto, escribo sobre las cosas que he soñado.” Lord Dunsany

“Dormir es un esfuerzo por desinteresarse.” Henri Bergson

“¿Qué es la vida si no un sueño?” Lewis Carroll

“Confiad en los sueños porque en ellos se esconde la puerta de la eternidad.” K. Gibrán

“Es un remedio (el sueño) que se obtiene sin nada a cambio, sin médicos ni brujería.” Goethe

“Y si la noche ya no tiene nada que decirte, puedes ir a deshacer la cadena de la tumba.” Danustza Bytniewski

“Hago mis planes con los sueños de mis soldados dormidos.” Gengis Khan

“El sueño de la razón produce monstruos.” Anónimo

“¿Será verdad que cuando toca el sueño con sus dedos de rosa nuestros ojos, de la cárcel que habita huye el espíritu en vuelo presuroso?” G. A. Becquer

“El sueño no es más que una muerte breve; y la muerte sólo un sueño prolongado.” Philip Fletcher

“...y cayó al sueño del silencio, bajando a tierra funeral con sus raíces.” Pablo Neruda

“Todos los hombres sueñan, pero no del mismo modo. Los que sueñan de noche en los polvorientos recovecos de su espíritu, se despiertan al día siguiente para descubrir que todo era vanidad. Más los soñadores diurnos son peligrosos, porque pueden vivir su sueño con los ojos abiertos, a fin de hacerlo posible.” Lawrence de Arabia

“Soy más grande que Dios, y más pequeño que una migaja de pan, que un electrón... ¡soy un sueño!” J. T. R.

“Somos un poco más nosotros mismos durante el sueño.” Thomas Browne

La voz de todos los que duermen es la verdad de los sueños. Tu experiencia al dormir es importante, si tienes o conoces alguna frase, proverbio o refrán relacionado, no dudes en enviarlo y con gusto lo publicaremos.

Grandes días y mejores noches.


http://www.memoryfoam.com.mx

¿Por qué dormiste mal?

jueves, julio 21, 2011
Cuando uno se detiene a escuchar, realmente a escuchar las respuestas que damos cuando nos preguntan ¿por qué dormiste mal?, nos damos cuenta de que las respuestas van desde un simple y muy entendible “no podía dormir”, hasta cosas tan descabelladas como “me estorbaron los brazos”, “se me olvidó cómo duermo” o “sólo se me durmió la cadera”. Cada una más extraña que la otra y estoy seguro de que si repasan su lista personal van a encontrar motivos que, vistos en perspectiva, son una joya.

Muchos de estos problemas se vuelven repetitivos, tanto que los vemos normales o parte de un ciclo tan definido que más o menos anticipamos: “hoy no sé qué voy a hacer con las rodillas”. Un sistema bastante engañoso, ya que la variedad nos distrae al buscar una solución última y definitiva, la cual existe, a estas malas noches de sueño. La respuesta es comodidad.

Si hoy en la noche pones atención, te vas a dar cuenta de que por lo general son hombros, cadera y rodillas los puntos de presión sobre los que se apoya todo tu cuerpo, un repartición bastante injusta a decir verdad, pero consecuencia natural de pensar que es tu cuerpo el que se tiene que acomodar al colchón, y no tener un colchón que se adapte a tu figura. Es ahí cuando aparece Memory Foam.

Un simple giro en la visión de tu descanso. Memory Foam reacciona a la temperatura corporal, haciéndose más suave con el calor, lo que implica que los puntos de presión, de contacto directo, serán capaces de absorber el impacto y permitir que el resto de tu figura también entre en contacto con la superficie de la cama. Al repartirse el peso de tu cuerpo en todo tu cuerpo, sabiendo que el colchón va a reaccionar de igual manera a cada movimiento, adaptándose instantáneamente a tu nueva postura, es posible que experimentes, como nos han dicho algunas personas, una sensación de ingravidez.

Contrario a lo que se piensa, otra gran ventaja de Memory Foam es que tiene un precio accesible, y que si tomamos en cuenta el largo tiempo de vida de sus productos (garantía de 10 años) se convierte en una inversión con la cual estarás agradecido cada día y más importante, cada noche de tu vida.

Eso sí, es nuestro deber informarte que si lo que no quieres es salir de la cama, es posible que ese problema crezca.

* ¿Por qué dormiste mal? Te invitamos a que nos compartas la respuesta más extraña e inusual que alguna vez hayas escuchado.

Imagina Memory Foam

jueves, julio 21, 2011
¿Cuántas veces hemos imaginado llegar a nuestra casa sólo para poder dormir?
¿Cuánto hemos imaginado esa sensación de comodidad, ese merecido descanso?
Hemos imaginado las mejores noches de nuestra vida y es un hecho que no siempre las conseguimos. De hecho, rara vez despertamos sintiéndonos totalmente descansados y sabedores de que fue una buena noche de sueño. Tanto así que cuando lo conseguimos incluso lo podemos presumir, comentarlo como una situación atípica, un regalo inesperado: ¡Hoy dormí delicioso!

Ahora imagina que estas noches atípicas se hacen rutina, que tu colchón está en perfecta armonía con tu cuerpo, que no giras por las noches ni te despiertas para acomodar la almohada, que no te duele el cuello por las mañanas y que incluso dejas de roncar. Imagina que el peso de tu cuerpo se reparte por toda tu figura y no sólo hace presión en los hombros, cadera o rodillas. Imagina que es tu cama la que se adapta a tu postura y no de otra manera. Imagina que todo esto es posible, que todas las mañanas puedes sentir la alegría y la fuerza de una persona en plenitud.

Imagina que sueñas a la medida, que tú colchón y tú almohada son únicos y te dan una sensación de ingravidez, te mantienen fresco, cómodo, en una sensación de total confort. Son las noches perfectas las que te preparan para los grandes días, así que imaginamos dormir como nunca antes, siempre, creando mejores días con sólo mejorar las noches.

Imaginas y sabes que es posible. Imaginas Memory Foam.

¿Cómo es tu descanso?

miércoles, febrero 23, 2011
Constantemente nos levantamos con dolores de cuello, de espalda, con un terrible mal humor, sintiéndonos cansados o sabedores de que definitivamente no va a ser el más productivo de nuestros días. Todos somos muy capaces de identificar estos momentos y pocas veces nos detenemos a pensar en la razón por la cual nos sentimos así, menos aún identificamos el problema y buscamos una solución.
Quizá por el acelerado ritmo de vida que llevamos, usualmente encontramos la justificación a nuestros problemas de descanso en un simple “dormí mal” o en nuestros problemas durante el día: el estrés laboral, la falta o exceso de ejercicio, la alimentación que llevamos, horarios desordenados, etcétera, y son todas ellas muy buenas razones y motivos contundentes que alteran nuestros ciclos de sueño, pero nuestra prioridad sigue sin ser el sueño. “Ya dormiremos mejor” nos repetimos mañana tras mañana.

Por las noches nos movemos constantemente, golpeamos el colchón y la almohada buscando acomodarlos a nuestra forma, giramos y ponemos una almohada o la colcha entre nuestras rodillas, culpamos incluso a nuestra pareja por moverse durante la noche, nos levantamos por cualquier motivo y volver a dormir se convierte en un proceso eterno, incluso parecemos olvidar en qué posición solemos dormir, ¡olvidamos cómo dormir!

La importancia de dormir por las noches no sólo radica en dormir. El descanso que nos procuramos es parte del proceso natural de recuperación y sanación de nuestro cuerpo, es la revitalización que necesitamos durante el día y no un simple paréntesis inconsciente como muchos suelen pensar.

Mejores noches significan mejores días, con el solo hecho de tener esta idea presente poco a poco vamos a ir mejorando nuestras condiciones de descanso, encontrando mejores sueños y sintiéndonos relajados, lúcidos y fuertes por la mañana. Tomamos decisiones para nuestros días, también podemos escoger cómo dormir.

Para descansar mejor te recomendamos colchones y almohadas de Memory Foam

Los ronquidos

lunes, marzo 01, 2010
Treinta y cinco por ciento de mexicanos de entre 30 y 60 años padecen roncopatía, es decir, roncan. Esa afección, que antes era considerada “normal”, hoy es catalogada no sólo como enfermedad, sino como problema de salud pública, afirmó el doctor Carlos Cuauhtémoc Solís Pérez, jefe del servicio de inhaloterapia y laboratorio del sueño del hospital general regional número uno Dr. Carlos McGregor Sánchez Navarro, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Roncar no es un síntoma de buen dormir, como se pensaba antes, sino un problema de oxigenación, lo cual puede producir males del corazón, hipertensión arterial, pulmonar y pérdida de la memoria. Por ello, aseveró el especialista, es importante tratarlo.

El roncar se presenta cuando se bloquea el paso de aire resultando en una inhibición de la respiración fácil y normal durante el sueño. Cuando la persona está despierta los músculos de la garganta mantienen la garganta abierta, pero cuando la persona está dormida estos músculos se relajan y ceden hacia adentro. El roncar ocurre cuando se derrumban estos músculos (es decir, llegando a ser demasiado flojos), creando una obstrucción en la vía respiratoria.

Pero, ¿qué es lo que causa el roncar? Las causas principales por las que las personas roncan incluyen beber alcohol antes de dormir, tener una posición incorrecta al dormir, fumar, tomar píldoras para dormir, nariz bloqueada, sinusitis, amígdalas agrandadas, exceso de peso, alergias, etc.

Las almohadas de Memory Foam te pueden ayudar a dejar de roncar.  Leer mas.....

Ofertas del día