Para hacer tu compra, llámanos al

01800 367 6472

De colchones y más…

Dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Pues bien, detrás de un gran descanso hay un gran colchón. Sí, un colchón, que es esa extensión de terreno que se encuentra por encima de nuestra cama como si la estuviera protegiendo de algún ser. Ese colchón que nos acompaña en nuestros días de victoria, pero también el que nos consuela en aquellos que lucieron totalmente desastrosos. Es éste mismo el que guarda nuestros secretos y el que ni tardo ni perezoso nos recibe con las manos abiertas en cualquier circunstancia.

Historia de un colchón

Es difícil describir con exactitud cómo y cuándo aparecieron los primeros colchones en la historia de la humanidad, sobretodo porque no siempre tuvo la apariencia que tiene hoy en día, a veces un colchón era un simple cúmulo de hojas y hierbas cubierto por pieles, después se pasó al uso de paja, para finalizar con una especie de bolsa que guardaba todos estos materiales. Sin embargo se sabe que desde la prehistoria, pasando por los grandes imperios y movimientos, y siendo parte de la vida de millones de personajes históricos, el colchón siempre ha estado presente en nuestras vidas. ¿Qué hubiera sido de Miguel Hidalgo sin un colchón? ¿Acaso Napoleón Bonaparte hubiera sido el mismo sin uno de estos a su lado? ¿Fue el colchón, el arma secreta de Hitler? Son tantos años junto que al hombre que el colchón bien podría desempeñar el papel del perro, como mejor amigo del hombre.

Colchones de todos colores y sabores

Los hubo de plumas, materiales vegetales, lana, agua, espuma, hasta llegar a los últimos que utilizan la espuma viscoelástica. Blancos, negros, azules, rosas, del color que imaginen. Para una persona, para una pareja, para una familia o también para aquellas personas que gustan de “dormir” en conjunto, siempre habrá un tamaño de colchón que cubra sus necesidades. Y todo esto es algo que distingue a los colchones: posee una inmensa pluralidad de materiales, tamaños y gamas.

La misión de un colchón

Puedes tener el que gustes, puedes tener uno, dos o los que quieras, la marca es de tu elección, pero el principal objetivo de un colchón es hacer de las ocho, nueve, tres o una simple hora de sueño, sea plenamente placentera. He aquí la oportunidad para aquellos colchones que se diferencian por adecuarse a las necesidades de la mayoría de las personas, he aquí esa desfragmentación de un buen colchón con respecto a otros y es aquí donde entra nuestra participación; ahora nosotros tenemos que elegir al personaje que sin duda será compañero de todas las batallas que día a día enfrentemos.

¡Haz de tu colchón tu mejor selección y de preferencia que sea de Memory Foam!